Hola

Quiero daros la bienvenida a todos los que estáis aterrizando en el Reino de la Mermelada por primera vez. Esta es una ventana abierta a través de la que podéis asomaros a lo que es mi día a día. Si llegáis aquí buscando respuestas o información sobre la leucemia infantil, que sepáis que las respuestas están en vosotros mismos, yo sólo puedo compartir las mías. Agarraos fuerte que vienen curvas.

jueves, 10 de agosto de 2017

Los "sobrecitos" para las vacaciones

Se fomenta poco el ahorro. ¿Es idea mía o también pensáis lo mismo?, ahorrar está como mal visto, si ahorras es porque te sobra y además de que te sobra eres tonto porque pudiendo "invertir" sólo guardas el dinero.
Es verdad, ahorrar es difícil, entre que la economía no está para tirar cohetes, por mucho que se oiga eso de que la crisis ya ha terminado y que una tiene tendencia a ser manirrota, no os digo lo que se complica.
Pero hay que ser consciente que el que algo quiere, algo le cuesta. Irse de vacaciones es un lujo, de eso no cabe la menor duda. Es cierto que acoplándote en casa de los abuelos el coste se reduce muchísimo, pero desde 2009, en aquella primera ocasión en que le dieron la condicional a mi Sol durante su tratamiento, siempre hemos intentado rascar unos días para nosotros solos.
 Y no somos fáciles de complacer.
Nos gustan los buenos hoteles en sitios bonitos y como sólo podemos ir en temporada alta, la cosa no sale barata.
El año pasado, tumbada al sol leí un artículo que me gustó. El título era algo así como "ahorra sin darte cuenta y tus vacaciones estarán aseguradas". El método parecía fácil, era el "método de las semanas del año" y consiste en guardar un euro por cada semana del año en la que estés, la primera semana guardas un euro, la segunda, dos, y así hasta la semana 52 en que guardarás 52 euros.
Como me pareció fácil, decidí complicarlo un poquito, decidí que iba a seguir ese método de ahorro pero para cada uno de los miembros de mi familia, así que multipliqué por cinco.
Empecé a la vuelta de vacaciones, así, la primera semana fue la del 29 de agosto al 4 de septiembre del año pasado, en total cinco euros para empezar.
Compré sobres grandes y pequeños e iba poniendo en cada sobre pequeño en la semana que estaba y luego agrupando por meses en los sobres grandes.
Me vine arriba, claro, el primer mes, como es fácil decidí que para no olvidarme era mejor que completase todos los sobres pequeños a primeros de mes, así que esa semana ya puse 5 sobres, con cinco, diez, quince, veinte y 25 euros, en total, del mes de Septiembre puse 75 euros.
Pero ¡ay amigo!, ya a partir de Semana Santa la cosa era chunga. Claro, imaginad que la semana 20 ya toca poner 100 euros, y 105 en la 21 y 110 en la 22 ...más de cuatrocientos euros en el sobrecito del mes.
Mi marido se partía conmigo porque claro, había veces que a primeros de mes no tenía pasta para el bendito sobrecito y yo erre que erre y él diciendo que era una tontería que sólo con tenerlo en cuenta para no gastarlo era suficiente. Pues no, ea, que yo me conozco, que o lo tengo fuera del alcance de las tarjetas o no me vale.
Con sus risas y sin ellas, rascándome mucho el bolsillo y en estos últimos meses rellenando los sobres a trozos cuando podía llegué a mi objetivo.
El reto terminó la semana del 24 al 30 de julio (completé ese sobre hacia el 4 de agosto) y ayer tocaba abrir los sobres, ordenar los billetes, contar e ingresar el dinero en la cuenta.
Misión cumplida, nuestro hotel de fin de mes está pagado, en cuanto vuelva empiezo los sobrecitos para el del año que viene...


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Nosotros tenemos dos huchas, una para las monedas de 1,2,5,10 i 20 céntimos, y otra para 50 céntimos, 1 euro, 2 euros y billetes de 5 euros.Mi pareja y yo éramos fumadoras hace muchos años, y decidimos meter en la hucha la misma cantidad diaria que nos gastariamos en tabaco.En la hucha pequeña metemos las vueltas(si meto por ejemplo 0,80 euros para sacar una bebida en la máquina del trabajo,me sobran 0,15 que van a la hucha).De esta manera ahorramos entre 2500 y 3000 euros al año.También intentamos añadir algun extra...tenemos una cuenta en el banco única y exclusivamente para ir ingresando el dinero,que se vacía cada verano.
La verdad es que se nota, y mucho, si no fuera por este ahorro lo de las vacaciones sería durillo:este año hemos podido ir a Berlin 5 dias(mi pareja, mi hijo menor, de 18 años y yo),tenemos programados 8 dias en la Costa Dorada(2 habitaciones, 4 personas)...y una pequeña escapadita mi pareja y yo, de tres dias.
Ufff, que rollo te he pegado!
Un abrazo
Núria, del bloc títeres sin cabeza.

Lou Perea dijo...

Nuria, nada de rollo, me gusta ver que no soy la única a la que le hace ilusión ser hormiguita e ir guardando
Disfrutad de esas vacaciones

Lou

Irene, Umpa Lumpa & cía dijo...

Yo reconozco que en estos momentos lo tengo fácil. No soy muy derrochadora... No llevo la vida que llevaba de estudiante... en la que ahorrar 20 euros en un mes era poco más que un milagro. Vamos, que no me privo, pero tampoco derrocho. Conclusión... Tengo dinero para irme de vacaciones 3 veces al año y pagárselas a una persona más.. jaja. Evidente que no es lo mismo que 5 personas...

Para ahorrar... "el sueño de mi vida" era ir a unas Olimpiadas. Con 12 años lo tenía clarísimo. Ahorré TODAS mis propinas... hice señaladores para vender, puse una hucha a la entrada de mi casa, me presenté a concursos de cuentos que premiaban... Tenía un libro de cuentas que empecé haciendo ¡¡en pesetas!! En el que contabilizaba todo lo que salía y entraba de mi hucha... Calculé que me harían falta unas 110.000 pesetas para mí y un acompañante (ILUSA!!!).
4-5 años después, en el año 2004... fui a unos Juegos Olímpicos (Los de Atenas). Pagué mi viaje, mis entradas (caras, caras...) y... todo lo de mi padre. Eso sí, nos alojamos en un camping a las afueras de Atenas, porque lo de 200 euros por noche... como que no... jajaja.
Y valió la pena... (aunque estuve pagándo a plazos mi primera cámara digital hasta un año después porque me quedé a cero... jajaja)

(He de decir, que como a todo el mundo le hacía gracia y de primeras, poca gente creía que lo fuera a conseguir... mis tíos me daban buenas propinas, en la boda de mi primo saqué como 80 euros gracias a un tío mío y mi abuela me dio a las espaldas de mi abuelo 300 euros...

Conclusión: que después de 5 años ahorrando absolutamente todo... nunca he vuelto a ser tan perseverante.. jajaja :p